Mi paciente salió en camilla con dirección a procedimientos especiales un viernes por la tarde, miro a su alrededor y exclamo: “OH LA GENTE VIP (very important people) A ESTAS HORAS YA NO ESTÁN, ESO SIGNIFICA QUE LOS EGOS SE FUERON A CASA Y SOLO QUEDARON GENTE SIMPLE Y AUTÉNTICA”, y se fue junto con el personal de transporte.

A su regreso le pregunte que quizo decir con tal comentario y sin dudarlo me explico lo siguiente:

Soy paciente y por lo tanto tengo todo el tiempo para observar actitudes, he aprendido a interpretar mensajes y analizar lo que sucede a mi alrededor, me referí como gente VIP a los jefes, a los que dirigen, a los que les importa cumplir con las metas muchas veces sin que realmente le importen los pacientes, a aquellos que están arriba ahora y que a pesar de que alguna vez estuvieron abajo les fue mas conveniente olvidarse de donde vienen, reconozco que hay jefes buenos que se preocupan por el paciente y al mismo tiempo por el personal, pero lamentablemente abundan los jefes que solo alimentan su ego buscando números y engañándose a si mismos pensando que eso es ser realmente bueno, se puede percibir quienes claramente alimentan su ego de quienes nutren su alma, a esta hora el clima se siente diferente añadió.

Estos comentarios reflejan lo que proyectamos día a día, ojalá todos pudiéramos decir que nuestros jefes o supervisores son los mejores pero probablemente en el fondo haya una cierta duda, por que ahora tienen que cuidar sus puestos, salarios y los intereses de las instituciones para las cuales trabajan.

Anuncios