No soy la mejor enfermera ni me comparo con nadie, poseo mis propios y únicos defectos a mi manera, pero mis virtudes le dan balance a mi vida, trato de ser coherente con las cosas que hago, sin embargo eso no significa perfección.

SOY ENFERMERA y eso me hace sentir un ser humano especial y único, con quien se preguntaran, especial ante mis ojos, porque se que mi labor es muy importante para mucha gente y si otros no lo ven así, yo si lo veo y lo vivo día a día, hasta ahora comprendo que los enfermeros tenemos en nuestras manos, no solo la salud de pacientes de un hospital, sino la del mundo entero, sin desmerecer la labor de los otros profesionales de la salud que perfectamente encajan es esta misión; podrán refutar muchos y decir que no, pero en esencia esa es la gran verdad, merecemos mas? Por supuesto que si, hacemos mas ? Claro; solo hasta ahora acabo de entender, que mientras no veamos al otro enfermero con respeto y profesionalismo nadie nos vera así, si queremos que el mundo nos vea con otra mirada, veamos el inmenso valor que cada uno de nosotros posee.

La enfermería no fue mi favorita, la elegí circunstancialmente en medio de conflictos de universidades, sin embargo creo que Dios me dio la oportunidad de devolverle las bendiciones que día a día me da, cuidando de los que mas lo necesitan.

Si eres enfermero y no sientes que sea tu pasión, nunca es tarde para ir en busca de tus sueños; si estas en duda, mírale el lado bueno a la enfermería y enamórate de ella, porque para mi hasta enamorarse es una elección.

Trabajo para y por mis pacientes, ellos son la base de mi carrera, de ellos no espero nada, pero como me alegra verlos salir adelante, me motiva, le da energía a mi corazón y sobre todo hay paz en mi mundo.

En estos tiempos de tanto caos, aunque digan que el mundo esta al revés, yo me mantengo de pie, celebro cada triunfo hasta con lagrimas, y mis tristezas también las sufro y luego le doy vuelta a la página y sigo adelante, he aprendido a tomar los comentarios con cautela, mi autoestima no depende de ellos,  simplemente son puntos de vista de otros, lo que me importa es lo que yo pienso de mi; he aprendido nuevas maneras de enfrentar la vida desde mi experiencia, por eso; he aprendido a valorar mi carrera, a respetar a mis colegas, a no ser egoísta con sus logros, a no envidiar ni su posición ni su salario, pienso que si nos unimos lograremos cambiar la manera en que el mundo nos ve, se que muchos reconocen nuestra labor pero no el mundo entero, aunque valgan verdades, no trabajamos por reconocimiento pero nuestra carrera se lo merece, somos un fenómeno mundial estamos en todas partes, somos virales como se diría en las redes… SOMOS ENFERMER@S.

Cambiemos la manera de mirarnos a nosotros mismos y lo demás vendrá como efecto secundario…

Anuncios