Por: Yiuvany Aguilar

Históricamente la investigación en medicina se interesó en el estudio de las emociones negativas, ya que estas poseen un valor adaptativo indispensable en la especie humana. No podemos ver o tocar al estrés, pero sabemos muy bien de sus efectos en la mente y cuerpo. A corto plazo, el estrés aumenta el ritmo cardiaco y la respiración y eleva la presión arterial. Cuando estamos en constante estrés las glándulas adrenales producen cortisol; la exposición repetida a esta hormona tienen efectos en el cerebro, el sistema inmune y otros órganos. Y las condiciones de estrés crónico pueden contribuir a  migrañas, la ansiedad, depresión, enfermedades cardiacas, e incluso muerte prematura.

Si bien no es posible erradicar todas las  causas de estrés  en la vida cotidiana se puede reducir y/o controlar sus efectos físicos, existen algunos estudios que indican que programa de reducción del estrés basado en la conciencia plena (Mindfulness based stress reduction)  fundamentado en la meditación vipassana es una herramienta provechosa para combatir el estrés de l@s enfermer@s y favorece la satisfacción de los pacientes que cuidan.

Una de las causas de más comunes de estrés e incomodidad en l@s enfermer@s, médicos y personal, en general es la creciente carga de trabajo. Condiciones de estrés crónico conducen al desgaste, a la fatiga de la compasión y, a la falta de compromiso, lo que inevitablemente crea errores de atención al paciente, además de costos económicos a las organizaciones donde trabajan. Muchos de estos errores en la atención al paciente podrían ser prevenidos si l@s enfermer@s de detuvieran, miraran y escucharan al paciente antes de actuar (p. ej. extraer  sangre, administrar medicamentos, tomar radiografías, etc.). Es por esto que herramientas para el manejo de estrés, tales como la meditación, se están haciendo populares en el sector salud.

La meditación en general es un ejercicio en el cual el objetivo es enfocar la atención en el interior de nosotros mismos del momento presente (concientizarnos de nuestra posición, respiración, sentimientos etc.) para inducir un estado de relajación profunda.

Existen diversos tipo de meditación:

  • Meditación de concentración: Hay quien la considera el fundamento para otros tipos de meditación y consiste en forzar la mente a permanecer en un punto estático sano (sentimiento positivo), este de ejerció de forzar a través de la voluntad consiente eventualmente se vuelve automático.
  • Meditación centrada en el corazón: Como su nombre lo indica el objetivo es enfocar nuestros pensamientos en la actividad de nuestro corazón.
  • Meditación de conciencia plena: Se basa en la identificación de “objetos mentales” (emociones y sentimientos) así como de objetos físicos (como es el cuerpo, la postura, el movimiento y la respiración). El objetivo es identificar y separar cada una de los pensamientos negativos y contaminación que pasa por nuestra mente para saber de dónde vienen, por qué están ahí, es decir qué lo provoca y que efecto tiene.
  • Tai chi y qigon: Estas técnicas combinan el ejercicio físico con la respiración y la concentración en el presente.
  • Meditación transcendental: Se basa en la repetición de mantras (sonido, palabra o frase) para calmar los pensamientos y tomar conciencia del momento presente.

La recomendación es tratar los diferentes tipos de meditación que existen y  reconocer cual es el que mejor nos funciona, si no sabes por donde comenzar puedes intentar asistir a grupos de meditación donde exista un maestro que guíe la actividad. Sin embargo la belleza de la meditación reside en su simplicidad ya que no se requiere ningún equipo. Todo lo que necesitas es un lugar tranquilo y silencioso y 5-10 minutos de tu tiempo; como cualquier disciplina la repetición es lo que hace al maestro, por lo que es importante que medites a la misma hora todos los días:

  1. Si te es posible asigna un lugar para la tu rutina de meditación, donde puedas colocar incienso, flores o algún objeto que favorezca tu concentración.
  2. Siéntate erguido y confortablemente en una silla o en el suelo.
  3. Cierra los ojos o bien enfoca tu mirada en un objeto que hayas elegido.
  4. Respira pausadamente, mientras exhalas imagina tu respiración como un río que se lleva tus pensamientos.

En general,  después de unas semanas de meditación continua podrás notar que eres capaz de observar situaciones y pensamientos sin hacer juicios ni reaccionar ante ellos de manera impulsiva, empezaras a desarrollar una atención selectiva y una conciencia más reflexiva de las experiencias internas y externas, y en definitiva disminuir los efectos del estrés.

Fuentes.

Horner, Janice K. et al. A pilot study to evaluate mindfulness as a strategy to improve inpatient nurse and patient experiences Applied Nursing Research , Volume 27 , Issue 3 , 198 – 201. doi:10.1016/j.apnr.2014.01.003

Yeoungsuk Song, Ruth Lindquist, Effects of mindfulness-based stress reduction on depression, anxiety, stress and mindfulness in Korean nursing students, Nurse Education Today, Volume 35, Issue 1, January 2015, Pages 86-90, ISSN 0260-6917, http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0260691714002226

La meditación Mindfulness permite a las enfermeras de Atención Primaria abordar los trastornos de ansiedad desde una perspectiva holística a través de grupos psicoeducativos. http://goo.gl/fyoZA5

Anuncios