Por: Yiuvany Aguilar

Las personas somos seres sensibles, y el humor o risa promueve la creación de lazos entre la gente que ríe junta. Un líder que se conecta con esta emoción de regocijo, es capaz de utilizar el humor como herramienta para mostrar accesibilidad y calidez al equipo con el que trabaja.

Una de las primeras definiciones de humor es la del psicólogo alemán Jean Paul (1826) que lo define como la estimulación de la imaginación auto-reflexiva, en la cual los problemas de la vida cotidiana se pueden analizar en un estado de relativa calma sin que la experiencia sea abrumadora. La auto-reflexión nos permite reírnos de nosotros mismos, a solas o junto con otros.

Se dice que los lideres exitosos llegan primero al corazón de la gente antes de pedirles su participación. Ya que la risa aumenta los sentidos, el impacto del mensaje conecta a la audiencia con el líder. Esta conectividad emocional conduce a la credibilidad y al deseo de ser una parte de lo que está sucediendo: “La visión del líder se vuelve el anhelo de su equipo de trabajo.”

El liderazgo proporciona una estructura de trabajo y permite que otros alcancen mejores resultados. Un líder debe tener una visión una visión clara de lo que quiere lograr y como lo va a lograr, y el humor es una buena estrategia para crear un ambiente motivacional donde se comparten las habilidades aprendidas de la experiencia personal y una actitud positiva. Los líderes muestran sus propias debilidades, utilizan su intuición, son empáticos y revelan sus diferencias. Esta cualidad de revelar sus diferencias es la que da una inspiración y visión única de si liderazgo. Esta, como el humor, puede ser una herramienta muy eficaz en enfermería, el humor es un arte útil en la resolución de conflictos y diferencias, y facilita el trabajo en equipo, ya que fortalece las relaciones. Mediante el uso de humor de manera auténtica y oportuna, el carisma de un líder trasciende y capta a su audiencia.

El humor también puede ser útil en la interacción enfermer@-paciente, por ejemplo a) ayuda a enfrentar a situaciones difíciles y pacientes difíciles, b) crea un clima de confianza  y un sentido de unión entre enfermer@ y paciente y también entre otr@s enfermer@s, c) es una técnica de comunicación terapéutica eficaz que disminuye la ansiedad, depresión y vergüenza en los pacientes, d) crear efectos duraderos tanto para enfermer@s como para pacientes.

Una cita para reflexionar de Oswald B. Shallow,

La diversión crea gozo. El gozo invita a la participación. La participación enfoca la atención. La atención  expande la conciencia. La conciencia promueve la intuición. La intuición genera conocimiento. El conocimiento facilita la acción. La acción genera resultados.

El consejo final es utilizar al máximo su humor, si embargo no es la solución a todos los conflictos. Las bromas étnicas, de género y raciales deben ser evitadas, nunca utilice bromas prejuiciosas. En épocas de caos e incertidumbre el humor facilita la adaptabilidad y la capacidad de resistencia, ambas cualidades de un liderazgo exitoso. Recuerde que el humor es contagioso y es gratuito. Un liderazgo efectivo crea condiciones en las que sentimientos benignos y el buen humor florecen.

Fuente:

Priest, Robert F., and Jordan E. Swain. “Humor and its implications for leadership effectiveness.” International Journal of Humor Researchr 15.2 (2002): 169-190. Consultado 15 Mar. 2016, from DOI: 10.1515/humr.2002.010

Anuncios