Hoy no me detendré a mirar cómo avanzan las agujas del reloj, puedo caer en la tentación de traer a mi mente viejos recuerdos que no me ayudan, porque lo realmente importante y valioso de mi vida no se quedó en el pasado, camina conmigo cada instante, es siempre parte de mi presente,lo que no pudo ser no fue, no me detendré en lamentos haciendo una y otra vez las mismas preguntas y buscando respuestas que nunca llegarán; no le rendiré homenaje a cicatrices del pasado porque las heridas ya sanaron y en su proceso sano mi espíritu.

Hoy no me detendré a mirar cómo avanzan las agujas del reloj, porque cada tictac, inquieta mi alma, le quita tranquilidad a mi ser, puede causar nostalgia y tal vez no sepa porque, hoy el tiempo no existe para mí, sé que hay un presente que vivir intensamente, el cual disfruto como si supiera que es lo único vivo que me acompaña y me abrazo tanto a el, que se convierte en mi mejor aliado, uso mis sentidos al máximo, le abro las puertas a lo desconocido con la certeza de saber que lo que viene es fundamental para mi crecimiento espiritual; practicare la aceptación , la tolerancia, el perdón, la gratitud y el amor infinito.

Hoy no me detendré a ver las agujas del reloj, porque su música es melancólica, puede recordarme los años que viví y los que aún me faltan por vivir, y puedo caer en la tentación de juzgarme, y ser muy cruel conmigo misma, no quiero comparar mi vida con parámetros establecidos por mis padres o por la sociedad, más bien quiero reconocer al maravilloso ser que existe dentro de mí y que se mantuvo cautiva por mucho tiempo.

Hoy solo quiero conectarme con la más perfecta expresión de mi ser, mi yo real y auténtico, sin máscaras, ni títulos que empañen la pureza de mi espíritu, descubrir mi esencia, y danzar una música mágica que al fin toca el ritmo perfecto para mí.

Hoy el reloj no existe para mí.

Anuncios