Por: Yiuvany Aguilar

El Síndrome de Agotamiento Profesional o Burnout es una limitación psicológica relacionada con el trabajo y comprende tres dimensiones: desgaste emocional, despersonalización y falta de realización personal.

  1. El desgaste emocional se refiere a un estado de deterioro de los recursos emocionales, donde se hacen comunes sentimientos de tedio y disgusto por las tareas y el trabajo, esto se manifiesta afectando la toma de decisiones, lo que aumenta el riesgo de errores en la práctica y disminuye la capacidad de empatía, la cual es indispensable para una buena relación entre el profesional de enfermería y su paciente.
  2. Lo anterior lleva a la despersonalización, mecanismo de defensa o afrontamiento donde se tiene una objetivación burda y somera de los problemas y un enfoque negativo, cínico y desapegado de los pacientes.
  3. Baja o falta de auto-realización donde el trabajo pierde el valor que tenía y se adquiere un sentido de insatisfacción, pérdida de propósito y el significado aunado a sentimientos negativos hacia uno mismo.

La presencia de estos tres componentes es indispensable para diferenciar el Síndrome de Burnout del estrés laboral y de otras condiciones psicológicas con las que comparte síntomas similares como depresión, fatiga, ansiedad o falta de motivación.

De manera simplificada podemos decir que el Síndrome de Burnout es el resultado del estrés fruto de una relación profesional asimétrica entre el dador del servicio o cuidador (médicos, enfermeros, trabajadores sociales, etc.) y el receptor de la ayuda (cliente, paciente, enfermo, etc.), el Síndrome de Burnout puede manifestarse en cualquier profesional, sin embargo diversos estudios han identificado a los profesionales de la salud como uno de los grupos con mayor exposición al Burnout.

Los principales factores de riesgo para el desarrollo del Síndrome de Burnout son el desequilibrio entre las demandas del trabajo y las destrezas laborales, la falta seguridad de empleo, el estrés laboral prolongado y la discrepancia que existe entre los recursos, las expectativas y la realidad laboral.

Las consecuencias del Burnout van desde una disminución de la calidad del trabajo, conflictos laborales y absentismo, hasta el desarrollo de trastornos mentales, problemas psicosomáticos e incluso el suicidio. Esta mala salud laboral se asocia a enormes costos económicos; por lo que, un entorno de trabajo favorable es de interés tanto para los empleadores como para los empleados. Los programas de intervención para prevenir el a Síndrome de Burnout pueden ser dirigidos a las personas o la organización o idealmente una combinación de ambos. Los programas de intervención dirigidos a las personas son generalmente medidas cognitivas conductuales guiadas a mejorar las competencias laborales y las habilidades personales de afrontamiento, apoyo social, y el aprendizaje de diferentes técnicas o ejercicios de relajación. Por otro lado, las intervenciones dirigidas a la organización suelen ser modificaciones en los procedimientos de trabajo, como reestructuración de tareas, evaluación del trabajo y la supervisión encaminada a disminuir la demanda de trabajo y aumentar el nivel de participación en la toma de decisiones. Estas medidas capacitan a los individuos y reducen el estrés. Prevenir y reducir el Síndrome de Burnout es de gran importancia no sólo en relación con la calidad de vida de los afectados, sino también para evitar las pérdidas económicas que se producen como consecuencia del absentismo y la rotación de puestos de trabajo.

Sin embargo, se han identificado algunas estrategias que se el personal de enfermería puede realizar a nivel individual para evitar el Burnout, estas son: 1) Estrategias de enfoque centrado en el problema y centrado en las emociones. 2) Auto-conocimiento e inteligencia emocional. 3) Mejorar estilo de vida y mecanismos de defensa o afrontamiento. 4) Buscar supervisión cualificada.

El afrontar un problema o una situación determinada centrado en el problema, se conoce como enfrentamiento directo y orientado a la tarea, esta estrategia se asocia con menos estrés y está “dirigido a manejar o alterar el problema de manera franca” y comprende estrategias como la gestión del tiempo, mejorar las habilidades de organización, la búsqueda de asesoramiento y discutir los temas con el resto del equipo de trabajo, entre otras. La clave de esta estrategia de afrontamiento es el ejercicio del dominio sobre las situaciones dando la percepción de se tiene control sobre una situación dada; de manera que no se perciba que el control está en otra parte (externamente). El afrontamiento centrado en la emoción está dirigido a regular la respuesta emocional al problema y se basa en la reflexión, cuyo objetivo es integrar la emoción y la razón y es, esencialmente, un proceso para ayudar a desarrollar la autoconciencia. El aprendizaje reflexivo ayuda a los individuos a comprender e interpretar de mejor manera las situaciones, el propósito es ser capaz de cuestionarse y explorar posibilidades alternativas con respecto a los nuestros pensamientos, sentimientos, acciones y comportamiento.

La autoconciencia es un concepto clave en la inteligencia emocional, y esta es una cualidad importante del personal de enfermería, ya que está continuamente expuesto a situaciones emocionalmente cargadas, en las que el fracaso en reconocer los sentimientos o suprimirlos en un intento de defenderse contra emociones incómodas puede conducir a estrategias de afrontamiento perjudiciales. La capacidad de introspección y comprensión de sí mismo es fundamental para hacer frente al Burnout. El primer paso para saber qué acción tomar es saber lo que siente y por qué. La capacidad de desarrollar una mayor conciencia de sí mismo aumenta la capacidad de manejar y usar las emociones para responder adecuadamente a las necesidades propias y a las de los demás,

Sin una buena comprensión de las complejidades de una situación, la raíz del problema no puede ser abordada y por lo tanto el uso de una estrategia basada en el enfoque centrado en el problema no tendrá éxito. Una combinación de una estrategia de enfoque centrado en las emociones positivas, como la reflexión, con estrategias centradas en el problema, como la gestión del tiempo, puede proporcionar una mejor forma de afrontamiento y prevención del Burnout.

Por ultimo la promoción de un estilo de vida saludable es indispensable para mejorar el bienestar y proteger contra el Burnout y una supervisión clínica. A diferencia de la reflexión individual, la supervisión clínica incluye el elemento de apoyo y orientación profesional y es una combinación efectiva de estrategias positivas centradas en la emoción y enfocadas en los problemas. Por ejemplo, la orientación y el apoyo en el lugar de trabajo nos hará sentirnos valorados y escuchados, y puede fomentar el sentimiento de estar mejor preparado para enfrentar y resolver los problemas, restableciendo el sentido del control del trabajo.

Lecturas recomendadas.

Elizalde MG, Juárez YH, Gaspar JG, Juárez RG, Chacón SY. Factores de riesgo relacionados con el Síndrome de Burnout en el personal de enfermería de un Hospital de Ciudad Juárez, Chihuahua, México. CULCyT. 2016 Feb 10(57). http://erevistas.uacj.mx/ojs/index.php/culcyt/article/viewFile/855/809

Jiménez BM, Hernández EG, Gutiérrez JL. Evaluación específica de los procesos de Burnout: Burnout de profesorado y de enfermería. Revista Interamericana de Psicología Ocupacional. 2016 Feb 21;20(1):36-54. http://revista.cincel.com.co/cincel/index.php/RPO/article/viewFile/44/44

Jiménez CP, de Torres LA, García CJ, de Torres CJ, Abellán MV. Mindfulness en enfermería de atención primaria y su relación con el estrés laboral. NURE Investigación. 2017 Jan 1;14(86). http://www.nure.org/OJS/index.php/nure/article/viewFile/1014/740

Martins Pereira S, Fonseca AM, Sofia Carvalho A. Burnout in palliative care: A systematic review. Nursing Ethics. 2011 May;18(3):317-26. http://www.caccn.ca/en/pdfs/CACCN-23-4-2012.pdf#page=25

Vargas-Cruz LD, Niño-Cardozo CL, Acosta-Maldonado JY. Estrategias que modulan el síndrome de Burnout en enfermeros (as): una revisión bibliográfica. Ciencia y Cuidado. 2017 Jan 30;14(1):111-31. http://revistas.ufps.edu.co/ojs/index.php/cienciaycuidado/article/viewFile/810/777

Anuncios