Por: Yiuvany Aguilar

Muchas veces creemos que podemos realizar nuestro trabajo sin ayuda de nadie. Preferimos trabajar solos y rodearnos exclusivamente de gente que siga nuestras órdenes, algunas veces este enfoque puede funcionar, pero funciona sólo por corto tiempo. Actualmente los líderes de enfermería se enfrentan situaciones diarias en las que se requiere delegar actividades o tareas en orden de tener éxito.

Es imprescindible que los líderes de enfermería aprecien claramente lo que significa la delegación para asegurar el correcto y competente desempeño de las tareas y responsabilidades delegadas cuando deciden qué delegar y quién. Este proceso comienza comprendiendo la definición de delegación como:

“La transferencia de la responsabilidad del desempeño de una actividad de un individuo a otro, donde el delegador mantiene la responsabilidad del resultado”.

Con esto el personal de enfermería comprende que no pueden hacer todo solos, y deben depender de otros para lograr los efectos deseados y con esto el éxito. El personal de enfermería debe entender claramente el impacto de su estilo de liderazgo personal, educación y nivel de confianza en su capacidad para delegar a la(s) persona(s) correcta(s). La delegación ofrece una oportunidad para mejorar la eficacia de la comunicación, desarrollar relaciones de trabajo positivas y aumentar la confianza. Requiere experiencia y confianza que debe crecer con la práctica. Un aspecto integral del liderazgo es el desarrollo de otros para tener éxito. Cuando el líder de enfermería se comunica y delega apropiadamente, los beneficios para los pacientes, el delegado, la unidad, la instalación y el líder mismo son notables.

Para delegar una tarea a otra persona se deben tener en cuenta elementos como:

  1. Dicha persona debe ser capaz para realizar dicha tarea.
  2. La delegación del cuidado debe adaptarse a las necesidades del paciente, la tarea y el personal de enfermería que la ejecutara.
  3. Las necesidades del paciente y la tarea pueden requerir conocimientos, competencias y criterio específicos; por lo cual del delegador debe estar abierto a asesorar y proporcionar ayuda.
  4. La resolución de delegar un tarea tiene como objetivo mejorar el cuidado al paciente.
  5. La salud y la seguridad tanto del personal de enfermería como del paciente pueden estar en peligro por una decisión equivocada al momento de delegar.

Los líderes de enfermería deben seguir un proceso de delegación de tareas que normalmente incluye 4 pasos:

  • Valoración y planificación. Para realizar un valoración primero se deben entender las necesidades del paciente y posteriormente tener en cuenta tanto nuestras habilidades y competencias como de la persona a la que delegaremos la tarea.
  • Comunicación. El líder en enfermería debe proporcionar instrucciones claras y completas de cómo llevar a cabo la tarea y lograr resultados específicos, así como las inquietudes del paciente. Y también debe asegurarse de que estas instrucciones fueron comprendidas.
  • Vigilancia y supervisión. Ya que la responsabilidad no se delega, se debe realizar un continuo seguimiento de la tarea delegada y permanecer alerta ante cualquier situación de emergencia.
  • Evaluación y retroalimentación. El líder en enfermería estima si la delegación de la tarea fue satisfactoria y que factores fueron claves y en caso de resultados negativos que se hará para mejorarla.

El compromiso que surge entre el líder y el subordinado, el delegador y el delegado tiene implicaciones legales y éticas. Cuando ocurre la delegación, la responsabilidad de la atención se transfiere al delegado, pero la responsabilidad por el cuidado continúa con el delegador. Una forma de evitar exceso en la delegación de tareas,  reside en establecer límites coherentes entre los que destacan el apego al código de conducta de la institución donde se trabaja y adecuada comunicación entre el líder y el subordinado.

¿Delegar o no delegar? Déjenos saber lo que piensa,  comparta sus comentarios y experiencias, como las lecciones aprendidas o consejos útiles sobre el tema de la delegación.

Lecturas.

Anthony MK, Vidal K. Mindful communication: A novel approach to improving delegation and increasing patient safety. Online Journal of Issues in Nursing. 2010 May 1;15(2). http://www.nursingworld.org/MainMenuCategories/ANAMarketplace/ANAPeriodicals/OJIN/TableofContents/Vol152010/No2May2010/Mindful-Communication-and-Delegation.aspx

Corazzini KN, Anderson RA, Rapp CG, Mueller C, McConnell ES, Lekan D. Delegation in long-term care: Scope of practice or job description?. Online journal of issues in nursing. 2010 May 31;15(2). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4082967/

Lachman VD. Practical use of the nursing code of ethics: Part I. MedSurg Nursing. 2009 Jan 1;18(1):55. https://pdfs.semanticscholar.org/0861/5f7a965bd03eabe7dd4c5933c9b217e1b80a.pdf

Magnusson C, Allan H, Horton K, Johnson M, Evans K, Ball E. An analysis of delegation styles among newly qualified nurses. Nursing Standard. 2017 Feb 15;31(25):46-53. http://www.mdx.ac.uk/__data/assets/pdf_file/0017/333710/An-analysis-of-delegation-styles-among-newly-qualified-nurses.pdf

Motacki K, Burke K. Nursing delegation and management of patient care. Elsevier Health Sciences; 2016 Mar 25. https://books.google.com.mx/books?id=XhnYCwAAQBAJ&printsec=frontcover&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

National Council of State Boards of Nursing. National guidelines for nursing delegation. Journal of Nursing Regulation. 2016 Apr 30;7(1):5-14. https://www.ncsbn.org/NCSBN_Delegation_Guidelines.pdf

Anuncios